Estas mallas están diseñadas para uso como nasas de pesca para peces, cefalópodos, crustáceos, etc. 
Para obtener los mejores resultados ofrecemos la gama más completa del mercado, que incluye mallas de forma rómbica, hexagonal o cuadrada, en distintos tamaños de luz y anchuras. Las principales ventajas de estos productos son sus elevadas propiedades mecánicas (resistencia a la tracción, impacto, desgarro, etc), unidas a su elevado peso (menor movimiento en el agua) y longevidad en el tiempo, ya que no sufren la oxidación típica de las mallas metálicas, por lo que son una interesante inversión y ahorro de costes.