Estas mallas permiten un importante ahorro tanto en mano de obra como en materiales y son una excelente alternativa a los productos tejidos.